CARTAS, ARTICULOS Y DOCUMENTOS OFICIALES
COMITÉ CIUDADANO DE DEFENSA DE VALDIVIA________
NUEVA DECLARACIÓN PÚBLICA
FOTOS y ELEVACIONES del megaproyecto______________
EL VALOR patrimonial del Hotel Pedro de Valdivia y su barrio(con fotos)________
ENLACES interesantes sobre el proyecto Portal_________
CARTAS, ARTICULOS Y DOCUMENTOS OFICIALES
RESPUESTA A UNA ENTREVISTA AL GERENTE DE LA INMOBILIARIA DEL PROYECTO PORTAL VALDIVIA, PUBLICADA EN EL DIARIO AUSTRAL DE VALDIVIA, :

Señor Director:

En la edición de El Diario Austral del miércoles 17 de marzo, el Sr. Jorge Morales, gerente general de la inmobiliaria que desarrolla el proyecto Portal Valdivia afirmó que ese proyecto se ajusta a las normas del Plan Regulador Comunal vigente y que se encuentra aprobado.

Esa información es completamente inexacta. El Plan Regulador vigente establece, entre otras, tres normas para la manzana que ocupa el Hotel Pedro de Valdivia que quisiera recordarle al Sr. Morales: primero, la obligación de conservar al menos dos fachadas del Hotel para -dice el Plan Regulador- conservar su identidad e imagen urbana en la memoria colectiva de los habitantes de la ciudad; segundo, la altura máxima de edificación es de seis pisos (o 21 metros); tercero, debe respetarse un antejardín mínimo de cinco metros en las calles Carampangue y Yungay y de tres metros en las calles O'Higgins y Janequeo.

Como es del todo obvio, el proyecto Portal Valdivia, tal como ha sido publicitado en maquetas e imágenes, no respeta ninguna de esas tres limitaciones actualmente vigentes. Existe efectivamente un anteproyecto para una nueva construcción en esa manzana, presentado por la misma inmobiliaria, que se ajusta a la normativa vigente y que fue aprobado por la Municipalidad, pero ese proyecto no corresponde al publicitado como Portal Valdivia. Es lamentable que se pretenda confundir de este modo a los ciudadanos de Valdivia, haciendo pasar por hecho consumado un proyecto que requiere una modificación al Plan Regulador -que todavía debe ser discutida por los ciudadanos y aprobada por el Concejo Municipal- para poder ser llevado a cabo.



Daniela Accatino S.

RUT 7.744.348-7

Abogada.

Comité Ciudadano de Defensa de Valdivia.
CARTA AL DIARIO AUSTRAL, 8 MARZO 2004
Memoria colectiva

Señor Director:

Es un hecho que la modificación del plano regulador de Valdivia es una herramienta positiva, que apunta a extender las posibilidades económicas del casco central de la ciudad. Ahora bien me parece que dentro de esta sana intención, aparecen temas un tanto discutibles. En particular quiero tocar el tema de la demolición del hotel Pedro de Valdivia y la posterior construcción de un mega proyecto ad portas. La memoria colectiva (urbana) es un término que busca anclar ciertas imágenes que se han constituido dentro de nuestro acervo de recuerdos.

En Valdivia la memoria colectiva comienza a escasear, basta con recordar un ejemplo de muchos, como la antigua casa mezcla art-deco y art-noveau que fue demolida para instalar una conocida multitienda comercial en Avenida Picarte. Para qué decir que aquella casa tenía más desarrollo de diseño en la baranda de su escalera que la gran mayoría de los edificios actuales. Sin ir más lejos es obvia la incomodidad de dicha localización, basta con acceder en auto, para darse cuenta que el sitio le quedó por decir lo menos, más que ajustado.

Vuelvo entonces al Hotel -pronto a ser demolido- el cual representa una tradición de hoteles de su época, edificios emblemáticos y además como tema de extrema importancia, este edificio aporta con una proporción y tamaño adecuado al perfil y escala de la ciudad. Además, vemos que por su ubicación urbana, se encarga de "contener" adecuadamente con la ayuda de la municipalidad y un edificio vecino, un gran espacio característico, un vacío de acceso y salida a la ciudad céntrica de Valdivia. Es un edificio silencioso, de memoria colectiva urbana y que a mi juicio no debería caer, debería ser reciclado, como una muestra madura de crecimiento y de respeto a lo existente.

Celebro que el hotel se renueve y que sume más actividades como un casino, pero el punto es que discrepo en vincularlo además a un mall. El sitio, sospecho, será desbordado en metros cuadrados y es allí donde debería ser posible rediseñar una mejor distribución y proporción de lo que allí se quiere hacer. De lo contrario, es muy posible que en temas de accesibilidad (en auto) nos encontremos con una reedición de lo que hoy todos conocemos; un edificio sobre-escalado en un terreno pequeño, que arrasó con una preciosa casa y que obviamente durará muchísimos años.


Christian Emilfork Konow

Arquitecto.

CARTA DE PATRICIO HERMANN AL COMITÉ. SEP 04
Una modificación a un Plan Regulador Comunal, de acuerdo al artículo
11º de la Ley Nº 19.300, debe ingresar al SEIA como "Estudio de
Impacto Ambiental" y ello lo sabe muy bien Patricio Vallespín, porque
fue Director Regional Metropolitano de la Conama.
Todos sabemos que, tanto el Estado como el sector privado productivo,
buscan interpretaciones para violar la Ley de Bases Generales del
Medio Ambiente, porque consideran que es una "traba" al crecimiento.
Estimo que Uds. deben exigirle a Patricio que tal modificación
al PRC cumpla con la ley y si les va mal, deben iniciar acciones
judiciales en los tribunales o bien denunciar la irregularidad en la
Contraloría General de la República.
Favor publicar nuestra opinión en su sitio web

Atte,

Patricio Herman
Agrupación "Defendamos la Ciudad"
Santiago

CARTA ABIERTA A LOS CANDIDATOS A ALCALDE DEL ARQUITECTO CRISTIAN EMILFORK
Valdivia, the city that makes dreams come true
Carta abierta a los candidatos a alcalde (Carta que no fue publicada por el diario Austral.)

Tengo la impresión, que la figura del alcalde en chile, ha ido tomando, a medida que pasa el tiempo cada vez mas peso.
Dicha figura, es la punta de una pirámide que involucra a todos los actores que trabajan diariamente en el sector público. Ahora bien en el caso de la ciudad de Valdivia y dada la cercanía de las elecciones me parece muy atingente tocar el tema del desarrollo urbano de la ciudad.
El tema del proceso urbano valdiviano espero sea un elemento clave en las propuestas de estos candidatos. Cada candidato, espero, tenga claro, que de llegar a ocupar la jefatura del municipio se enfrentará a complejas dinámicas y dificultades en cuanto al proceso urbano de la ciudad de Valdivia.
Espero que el próximo alcalde esté a la altura de comprender que es necesario investigar, detectar y proponer soluciones para que la ciudad de Valdivia se revitalice. El próximo alcalde debe entender que el gran capital de la ciudad radica en lograr una ciudad mejor diseñada, una ciudad que pretenda transformarse en un polo de atracción de energía. Una ciudad mejor se cuida sola.
Yo personalmente votaré por el alcalde que tenga claro que el proceso urbano involucra armar y desarmar la ciudad con la participación de la ciudadanía internalizando que no solo importa el “QUE se hace” sino el “PORQUE se hace”
Asimismo me permito recomendarle a los candidatos que se informen de casos extranjeros de ciudades, que estando en un pie similar a Valdivia (Un cierto estancamiento económico) resultan evidentes de tomar en cuenta.
Una pista; el caso de la ciudad de Bilbao, en España. Dicha ciudad cuya base económica estaba dada por la siderurgia y lo naval, entró en un franco declive. Por otro lado la ciudad no recibía casi nada de recursos del gobierno central, lo que aumento aun más la crisis. Frente a esto la alcaldía se organizó frente a este problema de verdadera emergencia cívica. En este sentido se organizaron estratégicamente para comenzar a gestionar un renacimiento de la ciudad. Bilbao durante los años noventa, articuló a la ciudadanía repatida en las mas variadas actividades económicas bajo una sola voluntad. Las identificó y personalmente las sumó he hizo participar en un plan, dados los escasos recursos, para salir del estancamiento. Era un riesgo, pero lo hicieron.
Ya no era suficiente decir que dicha ciudad poseía una universidad o un aeropuerto, eso, en el mundo de hoy ya no alcanza. Para ser una ciudad competitiva frente a otras ciudades se debía establecer un polo de desarrollo detonante.
De esta actitud materializada en un plan concreto, nació el Museo Guggenheim de Bilbao. Dicho Museo construido por uno de los mas connotados arquitectos del mundo se transformó rápidamente en una postal de la ciudad., en otras palabra se hizo parte de algo existente, único, singular que solo le atañe a la ciudad de Bilbao. Un dato clave; el primer año llegaron 1.900.00 visitantes a Bilbao. Hoy los visitantes estables son 900.000.
Para lograr esto la ciudad hizo importantes malabares para reunir el presupuesto, construyó, con un sentido de propiedad una obra que puso a Bilbao en el mapa internacional, allí donde el inglés es la herramienta de comunicación global (de ahí el título).
Valdivia tiene un tremendo potencial para que el próximo candidato se informe de lo que ocurre en otras ciudades con vicisitudes similares. Valdivia posee un escuálido museo provisorio, que aguarda la construcción definitiva de un gran edificio, absolutamente integrado a la ciudad, como es el que ganó la propuesta. Ojalá que el próximo alcalde recuerde las lecciones de Bilbao, donde con un museo, un centro internacional de cultura, y no un mall fotocopiado de Yakarta abrió las puertas a una cadena de mejoras que permitió obtener vía turismo, un flujo importante de recursos a la ciudad para reinvertir en si misma. Esta reinversión es clave para que la ciudad cuente con espacios públicos dignos, un reciclaje de la costanera, un centro con veredas llenas de turistas, que vienen a ver la rica cultura chilena y no a apostar dinero.
Valdivia debe, en mi opinión, subirse al carro del urbanismo y la gestión para hacer de esta ciudad un polo cultural y no un centro mas de consumo con aire acondicionado. Una difícil misión para el próximo alcalde, que espero le gusten mas los museos que los tragamonedas.

Christian Emilfork Konow
Arquitecto PUC


A CONTINUACIÓN, INTERVENCIONES SACADAS DEL FORO DEL DIARIO AUSTRAL DE VALDIVIA CON EL TEMA: ¿QUÉ OPINA DEL PROYECTO PORTAL VALDIVIA?
Bruno Peruzzo, Valdivia, Chile 25/09/2004 12:00:32

BRUNO PERUZZO, UACH

Creo que frente al proyecto arquitectónico Portal Valdivia, que será realizado en el sector del hotel Pedro de Valdivia, vale la pena hacer un análisis más profundo de nuestro referente como cuidad.
Nuestra ciudad desde el terremoto de 1960 ha tenido un lento “desarrollo”, con poca creatividad para haber promovido proyectos viables destinados a mejorar nuestra imagen. Una situación debida en parte al centralismo, pero causada además por la falta de iniciativa de nuestras autoridades y empresarios. Si bien, en estos últimos años se observan avances puntuales en la ciudad, así como logros en gestionar proyectos turísticos y eventos, se aprecia un cierto desenfreno por desarrollar lo macro y una falta de rigurosidad y una despreocupación por lo micro. Preocupa, en este sentido, el criterio para impulsar megaproyectos como el del ”Portal Valdivia”, a mi juicio exacerbado, sin que primero se ponga el acento en aspectos básicos. Me explico.
Valdivia es atractiva y cautiva a nuestros visitantes. Pero muchos de ellos nos visitan de paso, dirigiéndose luego hacia Pucón, Villarrica, Frutillar y alrededores; pueblos cuyo entorno natural se armoniza con una arquitectónica propia, a veces rústica, pero con gusto. Otros, se dirigen al extremo sur del país donde se promueve el turismo aventura. En todos estos lugares, el turista es cautivado sin ostentación, rescatándose lo propio con gusto y organización; un modelo de turismo propio de los pueblos Europeos.
Tenemos la naturaleza, pero debemos complementarla: 1) Mirando a nuestra ciudad. A mi juicio dividida en dos sectores. Los sectores presentables; entre ellos, la costanera mejorable con imaginación y poca inversión, la isla teja con la universidad y el parque Saval, pero este con un prolongado descuido en sus accesos. Los sectores impresentables; todo el centro comercial y sus alrededores, con sitios vacíos, construcciones a medio terminar y muchas deplorables, dónde cada locatario hace lo que quiere. Tampoco la llegada de las grandes cadenas nacionales, han contribuido mucho a enriquecer la belleza estética de nuestro centro comercial, ¡sólo interesa vender!. 2) Mejorando nuestra oferta. Las gestiones para promocionarnos es una parte, pero esa expectativa, debe acompañarse con la preocupación, organización y fiscalización de lo que ofrecemos. Por ejemplo; nuestras actividades de semana Valdiviana deben mejorarse; nuestro río es privilegiado pero no se promueven de forma periódica eventos deportivos de nivel; poseemos un envidiable sector costero, totalmente descuidado y sujeto a una improvisación generalizada; nuestro anhelado camino a la costa se está destruyendo día a día subsistiendo de milagro y sumado a una precaria calidad de la locomoción costera. Estas falencias (entre otras) se contradicen con nuestro proyecto de ser cuidad desarrollada.
Proyectar y mejorar la imagen de nuestra cuidad, es estimular la inversión allí, en lo malo, pero no a costa de eliminar lo que al menos es llamativo, como es el sector del hotel Pedro de Valdivia, cuyo hotel, por su relativa antigüedad y descuido parecen justificar su desaparición. Una costumbre, ya que nuestra cuidad a hecho poco por rescatar y mantener su propio carácter arquitectónico, herencia de la colonización alemana. Distinto y ejemplar lo que intenta rescatar el Centro de Estudios Científicos.
No se trata de estar en contra de la modernización o ser un defensor del Hotel Pedro de Valdivia, el punto es que pretender que una mole arquitectónica, como el proyecto Portal Valdivia, se transforme en nuestro referente de desarrollo y en nuestra única carta de presentación nacional e internacional, es no tener idea de los verdaderos potenciales turísticos de nuestra ciudad y sus entornos. Esto es comparable a que una persona se pasee por la ciudad en un auto último modelo pero en su hogar vive sentado en cajones, o como dice el dicho ¡una golondrina no hace verano!. Nuestro gran portal es nuestro entorno natural, si le sumamos organización, originalidad, creatividad y autenticidad construiremos el verdadero “Portal de Valdivia”. No hay nada de malo en querer ser una cuidad más moderna, si entendemos dicho concepto, como la construcción de moles arquitectónicas en lugar de la arquitectura tradicional de una cuidad; pero estos proyectos deben ser pensados en el lugar dónde realmente corresponden que se hagan y no dónde los inversionistas quieren que se hagan. Lo lógico, es mejorar la imágen de los sitios más deplorables de los sectores céntricos comerciales de una ciudad, y que en nuestra ciudad son bastantes y centenarios.


Ana Vera Arancibia, Valdivia, Chile 25/09/2004 11:43:26
Creo que no es necesario siquiera referirse a lo que supongo es de sentido común, el "progreso", con la palabra estamos todos de acuerdo. El punto es qué entendemos por progreso, pues debemos considerar que muchas de las opciones que se nos han planteado en nuestras vidas han sido en nombre del "progreso", sin embargo muchas veces y de manera lamentable, tarde nos damos cuenta que hasta la muerte ha llegado con él.
Ejemplo claro es lo sucedido con la CELULOSA, recuerdo perfectamente hechos ocurridos hace algunos años cuando unos cuantos "locos" ( diagnóstico del entonces Gobernador Vives) exigimos públicamente que se nos asegurara que ese proyecto no afectaría en absoluto nuestro medio ambiente y ya ven los resultados, existen otros "locos" hoy que están exigiendo solucionar lo que se podría haber evitado con la intervención de nuestras autoridades que están para resguardar supuestamente el bien común y no para el aseguramiento del enriquecimiento de unos cuantos, porque sabrán que la mayoría de este país somos trabajadores en cualquier área y somos por tanto la inmensa mayoría quienes cancelamos sus salarios y no esos cuantos.
Entiendo que exista una cierta desesperación por la falta de empleo y los bajos salarios que existe en Valdivia, pero las desiciones no deben tomarse en ese estado, pues evidentemente que quienes tienen sus intereses invertidos en este proyecto saben de esta situación y tal como sucediera con la CELULOSA prometerán miles de empleos y ya ven cúantos generaron en realidad y otro dato importante, es que las grandes tiendas no necesariamente representan una salida en esto de la generación de empleos, pues si bien es cierto "contratan" a muchas personas, las condiciones en que lo hacen resultan increíbles, pues ni siquiera sus empleados tiene un sueldo mínimo, son ellos que en base SOLO a comisiones tienen que llegar a ese valor, y si no lo logran se les cancela ese mínimo, pero son despedidos por no haber logrado las famosas "metas". Entonces es ahí cuando uno debe cuestionarse ésto del progreso, pues supongo vislumbrarán el estado de estrés que se produce cuando uno trabaja en esas condiciones. Debemos pensar que ésto de que son las pequeñas y medianas empresas las generadoras de la mayor cantidad de empleos es verdad y más aún, ellos son los que deben cumplir con las exigiencias legales (contratos, salarios mínmios etc, etc, etc,) y lo más probable es que con la creación de estos grandes centros comerciales o como gusta llamarles hoy "malls", desaparecerán decenas de las pequeñas tiendas o pequeños comerciantes, o sea no sólo quedarán más cesantes, sino que muchas familias se verán empobrecidas y una vez más los favorecidos con ésto serán los grandes empresarios.
Muchos han planteado ésto del desarrollo turístico a través de este proyecto, yo me hago la siguiente pregunta ¿ las personas que vienen a Valdivia, tienen en sus mentes e imágenes, un "mall" para realizar compras?. Se puede argumentar que un casino podría ser un atractivo turístico, y en ese caso el lugar podría ser cualquier espacio, porque lo que tiene nuestra ciudad es un activo importante que es su entorno, entonces ¿porqué demoler el Hotel Perdo de Valdivia cuando ya está incluido en muchas de las postales que dan vuelta al planeta y que forma parte de este activo, más aún cuando se ha planteado de parte de profesionales que incluso representa todo un récord, pues soportó incólume el mayor terremoto del cual se tenga conocimiento?. Insito que para tomar decisiones se debe hacer asumiendo todas las variables y opiniones y sobre todo con la cabeza fría, sin el ingrediente de la desesperación, que no es un ingrediente beneficioso en este contexto.
Espero que no tengamos una vez más que "llorar sobre la leche derramada".

Valdiviano, Puerto Montt, Chile 25/09/2004 11:12:27
No entiendo porque se siguen construyendo elefantes blancos en Valdivia si tiene un Mall en calle Arauco que aparece abandonado y si un uso determinado. Estimo que deberian preocuparse de arreglar los accesos Norte y Sur o algunos hoyos que ya son parte de muchos años de historia valdiviana y dejarse de culpar de su atraso a otras ciudades de la Region como justificacion a la poca vision de futuro de algunas autoridades locales y de representacion nacional

un observador, valdivia, Chile 25/09/2004 11:06:00
Nuestro Municipio debe defender los intereses de la ciudad y no venderse al primer postor. El municipio parece no haber aprendido la lección del último cambio al plan regulador.

El cambio al plano regulador del año 2002
hecho bajo la promesa de otra gran inversión, y la promesa de fuentes de trabajo que nunca se concretaron, le reportó beneficios solo a un propietario. Dicho cambio solo afecto la manzana del hotel y a ninguna manzana mas, lo que acertadamente se llama UN TRAJE A LA MEDIDA. Este traje a la medidad le reporto al propietario una plusvalia, en el momento de traspasarlo a los actuales propietarios, de $1.870.000.000 pesos chilenos. Compraron en $1.360.000.000, consiguieron plusvalia con el cambio y vendieron en $3.200.000.000.

Un estupendo negocio...

Y Valdivia se queda mirando y los tan prometidos trabajos no aparecen por ningún lado.

Bienvenidos los proyectos reales y no a los megaproyectos irreales, tantas veces publicitados. LOS MEGAPROYECTOS solo logran a costa de las frustraciones de progreso valdivianas hacernos REGALAR VALDIVIA.

Pensemos bien que aces tenemos en nuestra mano y no volvamos a caer en otro CAZABOBOS

Pilar Mazuela, Almería, España 25/09/2004 10:52:38
Estudie en Valdivia y creo que es la ciudad mas bonita de Chile. Participaré en el Congreso Agronómico ahora en octubre con la ilusion de volver a mi Universidad y a la ciudad donde nacio mi hija. Llevo 4 años estudiando en España, conociendo lugares históricos maravillosos y voy con un español, que a recorrido el mundo entero, para que conosca mi ciudad. Mi ilision era alojarnos en el hotel Pedro de Valdivia, por su historia, su entorno, su ubicación. Es, tal vez junto a la feria fluvial, la identidad de Valdivia, frente al puente, la Isla Teja y su Rio.
Y los Valdivianos que viven en Valdivia permiten que desaparesca.
¿Que pasa? Alguien piensa que es necesario hacerle la cirugia plastica a un rostro hermoso? Probablemente lo unico que se lograra sera romper la armonia y la identidad.

Rafael Herreros H., Valdivia, Chile 24/09/2004 21:25:21
Es sorprendente leer las declaraciones de un gran número de personas que opinan sobre este proyecto y ni siquiera saben de qué se trata. En lo único que coinciden es en lo bueno que será para Valdivia contar con un gigantesco complejo turístico comercial y en la oportunidad que habría de generar más empleos para la comuna.

Esta desinformación se debe al lamentable manejo mediático tanto de sus gestores como de las autoridades municipales que los apoyan.

Los inversionistas, por una parte, le han hecho creer a la gente de que su proyecto se realizará a como dé lugar, independiente si, definitivamente, ellos se quedan o no con la concesión del casino. Además han difundido profusamente una maqueta no aprobada del proyecto, logrando que muchos se entusiasmen por su pronta ejecución, en circunstancias de que para ello requieren que se apruebe primero una nueva modificación al Plan Regulador para esa manzana (la segunda en menos de tres años). Es decir, en el mejor de los casos, considerando la tramitación que falta, el proyecto podría recién obtener permiso de construcción el año 2006.
No obstante, han declarado insistentemente que ya cuentan con un permiso aprobado que cumple con la normativa vigente (lo cual es cierto). Pero ese proyecto aprobado no tiene ningún parecido a lo mostrado en la maqueta, especialmente en lo referente a la altura. En resumen, se trata sólo de un mall que de acuerdo a la Ordenanza no puede superar 6 pisos, que debe conservar dos fachadas del actual hotel, incluyendo la de Carampangue, y que debe tener un mínimo de transparencia hacia las calles perimetrales.

Por otra parte, el Diario Austral tampoco ha contribuido a esclarecer las dudas de la comunidad frente al tema. Al contrario, durante el último año, con la publicación de noticias incompletas sólo ha conseguido entregar a la comunidad verdades a medias, como cuando publica noticias relativas al proyecto aprobado del Portal Valdivia, mostrando la foto de la maqueta no aprobada. Lo más preocupante, sin embargo, es la actitud del municipio que, a sabiendas de que las especulaciones en torno a la realización del proyecto son totalmente infundadas, no ha tenido la voluntad de esclarecer el tema y abrirse a un debate serio. En cambio, sí se han molestado en apoyar incondicionalmente la iniciativa, bajo el recurrido pretexto de que generará un enorme impacto en la economía local (y, de paso, también aprovecha de dar a entender que este proyecto se encuentra totalmente aprobado).

El interés de los inversionistas por venirse a Valdivia debe canalizarse dentro de los márgenes legales vigentes. No sería lógico, por ejemplo, que si alguien desea invertir en balsas jaulas en el río Calle Calle, las autoridades busquen adaptar las normas con el fin de “facilitar inversiones” para “generar empleos”. Estoy plenamente de acuerdo en que se remodele el Hotel Pedro de Valdivia y en que –eventualmente- funcione un casino, pero pretender instalar otro mall en uno de los lugares más característicos de la ciudad no sólo afectaría a los vecinos directos, sino que a todos los valdivianos que deben transitar a diario por sus alrededores. Basta recorrer la manzana que ocupa el mall Plaza de los Ríos junto al supermercado Único para hacerse una idea de lo que esto significa: un permanente flujo de camiones de abastecimiento por la estrecha calle García Reyes (y próximamente por Beauchef), unos gigantescos paredones ciegos hacia calle Beauchef, entre otros efectos adversos.

Es fácil concluir entonces que de repetirse esta situación en el Hotel Pedro de Valdivia, la congestión vehicular en las horas de mayor demanda generaría un caos peor al que hoy existe en el acceso al puente Pedro de Valdivia, aparte de la desvalorización de las propiedades circundantes que perderían toda su plusvalía, tal como está ocurriendo hoy con las que rodean al mall por calle Beauchef y el supermercado por García Reyes.

El famoso Portal Valdivia tampoco es un proyecto bicentenario, como se ha querido mostrar. Difícilmente podría serlo porque según se estableció en el Plan Maestro Bicentenario (elaborado por la Municipalidad, la Gobernación y un gran número de organizaciones), la imagen objetivo que se pretende lograr es la de “una ciudad universitaria, abierta al entorno natural”, propósito que dista mucho de lo que podría ocurrir con la construcción de este megaproyecto.
Según dice el Plan Bicentenario, el Proyecto de ciudad tiene por objeto devolver la ciudad al peatón y recuperar una relación privilegiada con el Río. Este proyecto de ciudades se sustenta en su historia, tradición y patrimonio, de manera que el futuro se construya en consideración al presente y fundamentado en el pasado, con el objeto de otorgar mejores oportunidades para sus habitantes y visitantes.
Se propone; Mejorar su capital físico, Mejorar su capital humano. Asumir el río Valdivia y Calle-Calle y el rol de eficiente capital de la provincia.
Los planes y proyectos se orientan a lograr: Una ciudad fluvial navegable, integrada, con alto valor patrimonial y turístico. Una ciudad culta donde se concentra el saber científico.
El Plan Maestro se basa en un plan gestión y planes de proyectos de: vialidad provincia, vialidad urbana, mejoramiento de la costanera central, costanera peatonal Isla Teja y balnearios.
Estos antecedentes están a disposición de quien quiera revisarlos en la página web http://www.obrasbicentenario.c l

En otras palabras, el Portal Valdivia sería un proyecto que atenta contra los propósitos del Plan Maestro Bicentenario.

Por último, resulta muy contradictorio presenciar cómo la ciudad se esfuerza por rescatar sus símbolos, como son el Hotel Schuster y el Paseo Libertad y, casi al mismo tiempo, se pretende construir algo tan desproporcionado con la escala de la ciudad. Esta contradicción es mucho más evidente en estos días, cuando se anuncia con gran orgullo que el Puente Pedro de Valdivia será dotado de un estudiado proyecto de iluminación que lo destacará como hito urbano.



Germán Pequeño Reyes, Valdivia, Chile 24/09/2004 18:20:19
Valdivia, como toda ciudad que se precia de tener personalidad y buenas tradiciones, debe mantener una arquitectura de acuerdo con su entorno. Crear "torres" al estilo de Singapur u otras ciudades con rascacielos, solamente muestra falta de personalidad. De paso, construcciones inadecuadas al entorno, terminan por destruir la visión natural panorámica, que es lo que ha hecho famosa a la ciudad.

VALDIVIANA DE CORAZÓN, valdivia, Chile 24/09/2004 10:24:46
ENCUENTRO TERRIBLE QUE DESTROCEN MI CIUDAD POR CAUSAS ECONOMICAS ¿PORQUÉ OTRO MALL SI EL QUE TENEMOS TODAVÍA NO ABRE??? ME ENCANTARÍA UN CASINO, PERO ¿POR QUÉ NO HACERLO COMO DICE NUESTRO SENADOR GABRIEL VALDÉS, SOBRE EL RÍO? NECESITAMOS AUTORIDADES CON INTELIGENCIA Y VISION.

Claudia, Valdivia, Chile 24/09/2004 09:51:59
Valdivia tiene un gran potencial como ciudad, pero no existe un plan de desarrollo urbano y la ciudad se "vende al primer postor", los ciudadanos no somos escuchados por el "dueño del fundo" es decir el señor alcalde y sus asesores, que prefieren hipotecar el futuro de nuestra ciudad, la que TODOS habitamos sin darnos derecho a palabra y pasando por encima de nuestra opinión, se olvidan que en un mes más somos nosotros los que iremos a las urnas y pasaremos la cuenta ante los oídos sordos del señor Berger que en definitiva parece no tener autoridad ante las imposiciones y ambiciones del señor Ibarboure

ELISA CORDERO, Valdivia, Chile 24/09/2004 09:01:58
Opino que los ciudadanos de Valdivia no somos tontos, no nos dejaremos regalar un caballo sin mirarle antes los dientes, proque puede que los tenga demasiado afilados y nos saque el pellejo. Opino que las autoridades municipales, especialmente los concejales, debieran responsabilizarse por tener una visión de ciudad y no improvisar de acuerdo a ofertas externas de inversionistas ambiciosos, vendiendo la ciudad en cuerpo y alma. Opino que necesitamos pensar y actuar inteligentemente, autoridades y ciudadanos.

Christian Emilfork, Santiago, Chile 23/09/2004 01:05:47
Un Mall+Un Casino+Supermercado, todo en un mismo y ajustado lugar= La costanera y sus dias contados, camiones ad-portas, impactos ambientales, conflicto de tràfico, monstruosa desproporciòn y finalmente, como sìntesis, un alcalde que dudo que haya salido de Chile alguna vez para ver còmo afuera se maneja el territorio urbano.Basta con fotocopiar desde Yakarta una nave espacial, toda una sutileza.
En fin què mas se puede pedir, la planificaciòn en Valdivia pasa por uno de sus momentos mas brillantes....

Pablo Ojeda, Valdivia, Chile 22/09/2004 20:26:18
Bienvenida la inversión, bienvenido la remodelación del hotel pedro de valdivia, bienvenido el posible casino para Valdivia, PERO NO AL SUPERMERCADO, NO AL PLAN REGULADOR HECHO A LA MEDIDA.
Pensemos en la ciudad que queremos,
queremos una costanera congestionada con camiones para el supermercado, queremos torres dos veces más altas que la catedral,
queremos muros ciegos que den pie a más robos en el centro,
NO MAS PARCHES, decidamos nosotros lo que queremos para nuestra bella ciudad.